John’s Christmas Story

A Bilingual Sermon Based on John 3:16-21 for La Gran Posada de la Iglesia Catedral de Cristo

En éstos días, estamos en camino juntos a Belén y llevamos con nosotros las historias que la Biblia nos cuenta del nacimiento de Jesús, pero hoy leímos del evangelio de San Juan y ustedes que han leído éste evangelio, saben que Juan nos cuenta la historia de la encarnación de una manera diferente. 

So, as we have been on this journey together throughout the Posadas, we have been carrying with us all those great stories about the birth of Jesus.  But today we read from the Gospel of John, and those of you who have read this gospel know that John is a little bit different.

Juan tiene un talento para el simbólico, el cinemático y el cósmico.  Entonces, los personajes en su drama de la encarnación, no son María y José, los pastores, y los ángeles, ni los sabios.  En su drama, los personajes son Dios y el mundo, la luz y la oscuridad, El Verbo preexistente, la Verdad y el testigo al Verbo y la verdad, Juan el Bautista.  Y desde el principio del drama, sabemos que somos en el medio de una batalla entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad, y en ésta batalla la vida del mundo y la vida de cada uno de nosotros está en juego. 

John is a little bit different because John is the JJ Abrams of the gospel writers.  He has a talent for the symbolic, the cinematic and the cosmic.  Instead of the normal characters in his drama of the incarnation, instead of Mary, Joseph, shepherds, angels and wise men, we encounter God and the world, light and darkness, the preexistent word, Truth, and the witness to the Word and the truth, John the Baptist.  And from the beginning of the drama, we know that we are in the middle of a battle between good and evil, light and darkness, and in this battle, the life of the world and the life of each of us is at stake.

En ésta batalla, el Hijo de Dios, El Verbo Encarnado, viene al mundo como el campeón de la luz y de la verdad y de la vida.  En nuestro mundo hoy en día, somos muy acostumbrados a las guerras y conflictos – guerras motivados por el odio, la desesperación, la envidia y el deseo para recursos, el miedo, y la venganza.  Pero, el Hijo de Dios, el campeón de la luz y de la verdad y de la vida, viene al campo de batalla con ningunas de éstas motivaciones – él viene al campo de batalla motivado por el amor.  El Hijo de Dios viene porque Dios amó tanto al mundo que dió a su Hijo único para que sea el campeón de la humanidad. 

In this battle, the Son of God comes to the world as the champion to fight for the way of the light and the truth and the life.  Today in our world, we are accustomed to conflict – wars motivated by hate, desperation, greed, fear and revenge.  But the Son of God, the champion of the light and truth and the life comes to the battlefield with none of these motivations.  He comes to the battlefield because of love.  The Son of God comes because God so loved the world that he gave his only Son to be the champion for humankind.

El Hijo de Dios vino en un acto de amor porque la humanidad amaba las cosas incorrectas – amaba la oscuridad en vez de la luz – amaba la mentira en vez de la verdad – amaba la creación en vez del Creador.  ¿Y cuáles cosas crecían porque la humanidad amaba las cosas incorrectas? – el odio, la desesperación, la envidia  y el deseo para recursos, el miedo y la venganza – todas las causas de conflicto y guerra.

The Son of God came in an act of love because human beings loved the wrong things – they loved the darkness instead of the light, they loved the lie instead of the truth, they loved the creation instead of the Creator.  And what things grew because humanity loved the wrong things: hate, despair, greed, fear and vengeance to name a few – all the causes of conflict and war.

El Hijo de Dios vino en un acto de amor porque la humanidad amaba las cosas incorrectas, y él vino para cambiar nuestros amores.  Nos dijo, “Aman a sus enemigos”, y aunque algunos preferían la oscuridad de la luz, él se dio su vida para ellos también.  Así nos mostró el amor de Dios – el amor que vence la oscuridad del pecado y de todos los enemigos de la vida: el odio, la desesperación, la envidia  y el deseo, el miedo y la venganza.

The Son of God came in an act of love because humanity loved the wrong things, and he came to change our loves.  He said to us, “Love your enemies,” and even while we were enemies because we preferred the darkness to the light, he gave his life for us.  Thus, he showed us the love of God – the love that overcomes the darkness of sin and all of the enemies of life itself: hate, despair, greed, fear and revenge to name a few.

En ésta estación de Adviento, él que vino en un acto de amor nos invita otra vez a una re-examinación y una reorientación de nuestros amores.  Tenemos la oportunidad de reorientar nuestros corazones hacia él y, por él, hacia nuestros hermanos y hermanas y la buena creación que Dios nos dio en amor.

In this season of Advent, he who came in an act of love invites us to re-examine and reorient our loves.
El campeón del amor viene y nos pregunta, “¿Qué amas tu de verdad?” y dice, “dejame mostrarte un camino mejor – un camino que te guiará a la paz y a la verdad y a la vida.”

Y toda la creación dice, “Amen!”

The champion of love comes and asks us, “What do you really love?”  and he says to us, “Let me show you a better way.”

Let all the creation say, “Amen!”

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s